martes, 17 de enero de 2017

El Pi de les Tres Branques



Ha sido talado miserablemente.
Un árbol, un ser vivo, talado por la venganza de los antiindependistas.
Yo lo soy, antiindependista, pero condeno el hecho rotundamente.

Lo he visto en la publicación de un amigo y hemos discutido un buen rato, al afearle yo su regocijo.
Alegaba él que "son daños colaterales", que si adoctrinamiento en las escuelas, que si ondear estrelladas en los Ayuntamientos, que si el toro de Osborne abatido, que si la abuela fuma...

Me he enojado mucho, muchísimo. Ese pino no era de los separatistas, era de todos los catalanes y no se puede comparar con el trapo estrellado que es sustituido constantemente.
Al final me ha dado la razón, aunque creo que de boquilla, para que me callara de una vez.

Resulta muy triste e indignante que hagan estas cosas que no tienen remedio. Como le he dicho, no tenemos derecho a quejarnos si nosotros lo hacemos peor que ellos, mucho peor, dado que no hay punto de comparación entre un toro de hojalata y un árbol vivo.

La venganza es deleznable, sobretodo cuando llega al punto de perder el control y causar un daño irreparable.
¿Algún día entenderán las cosas todos esos imbéciles? Los de un bando y los del otro.



6 comentarios:

  1. Más vergüenza ajena.
    Resulta que cuando le reproché su regocijo al que puso la publicación, me salió con que es lamentable que “los catalanes talen árboles cada año para hacer el “monigote” ese del Tió”.

    Qué paciencia hay que tener... Le mostré una foto de mi Tió, que hace 32 años que lo hice yo misma, recogiendo del bosque un tronco de tamaño apropiado, que los bosques se limpian periódicamente y que los artesanos que los venden en los mercados navideños hacen lo mismo que yo. No se talan para negocio, sino para hacer limpieza y evitar incendios.

    Lo aceptó y ahí acabó la discusión.
    Pero luego me vino un “enterao”, de nombre y apellido catalanes para más señas, soltando una burrada colosal: “Teresa, el Tió es otro invento catalán para diferenciar la Navidad del resto de España, no tiene más de 30 años”.

    ¡Espatarrante! Si no tiene más de 30 años, ¿cómo es que el mío tiene 32 y ya lo conocía de niña?
    Puse la información pertinente:

    [Esta tradición tiene orígenes rurales, inicialmente relacionados con celebraciones del solsticio de invierno y la tradición precristiana del tronco de Navidad.
    En sus inicios el tronco nunca defecaba objetos grandes, sino chucherías, barquillos y turrones para los más pequeños. También se ha dejado de quemar el tronco una vez han pasado las fiestas.
    El tió de Nadal está emparentado con la tradición del árbol de Navidad, también portador de regalos para los más pequeños, y con eventos similares en Galicia (tizón do Nadal), Occitania (Cachafuòc, Cachofio o Soc de Nadal) y Reino Unido (yule log).]

    Tió se traduce por tizón porque en su origen era un tronco encendido en la chimenea, y se le golpeaba para que diese más calor haciendo caer las brasas.
    Dada la fecha, el solsticio de invierno pagano, se le pedía abundancia y prosperidad para todo el año.
    Y como se puede ver, no es exclusivamente catalán, además de que su origen se pierde en la noche de los tiempos.

    Una cosa es que los separatas se inventen cosas, y otra, que los catalanes, aragoneses, gallegos... ignoremos nuestra propia historia.

    ¿Respuesta? Ninguna. Silencio total.
    Todos los comentarios en aquella publicación están a favor del acto vandálico, pero se ha cortado el chorro ante mi información.
    Al menos no la han eliminado, pero la vergüenza ha tenido que ser de aúpa, más siendo un “catalán” el que ha osado afirmar semejante ignorancia.

    ResponderEliminar
  2. Un acto deleznable. Lástima que no puedan encontrar y juzgar al culpable. Sería como si cortaran el árbol de Guernica, supongo. ¿Qué significado o importancia tenía este árbol, exactamente?

    ResponderEliminar
  3. El auténtico Pi de les Tres Branques murió en 1913.
    Era una conífera de 25 metros que se dividía en tres ramas perfectas. (Te mando la foto al correo)

    [En el siglo XVIII los campesinos vieron en él un símbolo de la Santísima Trinidad, hasta el punto que en 1746 el obispo de Solsona concedió 30 días de indulgencia por el rezo de 3 credos en el paraje. Durante el siglo XIX, el pino atrajo encuentros carlistas en Campllong y siguió la devoción popular.

    En 1888 Verdaguer, impresionado por el pino, escribió un poemita con el siguiente argumento: siendo niño el rey Jaime I viajaba hacia Monzón desde Narbona y se detuvo a descansar cerca de Berga. Allí soñó que se le daban 3 ramas, que significaban 3 reinos para su corona. En la poesía, el acompañante del rey dice: “Roguemos para que este pino sea el árbol sagrado de la Patria”. Nada más. ]

    En fin, cosas de las distintas épocas.
    Pasa que actualmente, el que creció después se lo apropiaron los independentistas y adjudicaron las tres ramas a Cataluña, Valencia y Baleares.
    Ya sabes sus ansias de expropiación.
    Menos mal que no tenía más ramas, porque esos reclaman también parte de Francia e Italia. Y si me apuras, igual en África...

    Aunque no fuera el original Pi de les Tres Branques, su talado indigna por ser un ser vivo y haberlo hecho por venganza.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, en la foto harto difundida, no veo más que dos troncos cortados.
    Curioso, oye.

    ResponderEliminar
  5. TE debo mil mails. No conocía esto
    Era un abelleza. es esto: https://photos1.blogger.com/blogger/6568/1300/1600/Pi.3.Branques.03.jpg

    Un abrazo muy grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida amiga, esta foto se la pasé por privado a Tursiops truncatus, más otras dos, una de 1915, ya muerto, y otra de 2015 con sus restos.

      Yo te debo muchas fotos de mi bebé, y mis andanzas en un convento de monjas, je je je...

      Un abrazo enorme.

      Eliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.