viernes, 27 de febrero de 2009

ICAM (Institut Català d'Avaluacions Mèdiques)

*

*

AVISO

Hay una persona que usa mi identidad, con el mismo nick y avatar, para insultar a otros usuarios. ___________________________________________________________________

Yo acuso

Mi caso es uno más de los trabajadores enfermos pisoteados por este organismo. Llevo varios meses de baja. Primero fue un día en que no podía levantarme de la cama, tal era el dolor de cintura para abajo que me impedía andar. Por la tarde, a arrastrarme hasta el ambulatorio. Ibuprofeno para el dolor y 24 horas de reposo. O 48 la semana siguiente. Y más Ibuprofeno. Una semana de reposo quince días más tarde y venga hincharme de Ibuprofeno. Y así mes tras mes, con bajas constantes por este motivo.

Finalmente caí en la depresión. Fueron varios los factores que se unieron para ello, el último, el detonante para que todo se hundiese a mi alrededor y ya no tuviese quien me tomase de la mano diariamente, me aconsejase y animase.

Como digo, la seguridad social nunca ha mirado el motivo de mi constante perdida de movilidad que gradualmente ha ido a más hasta el punto de que andar unos metros ya me supone tener que acostarme al llegar a casa y no levantarme en diez o quince horas.

Hasta ahora tenía la baja, extendida por el médico de familia, hasta el 15 de marzo. Pero el día 19 se me citó al ICAM. La doctora que me atendió me hizo desnudar delante de un gran ventanal sin cortinas ni persiana, donde enfrente se puede ver otro edificio con ventanas, conque si allí, a alguien se le ocurre fijarse... Primera humilliación. Me hizo dar cuatro pasitos de puntillas y cuatro de talones que, naturalmente, no pude, perdiendo el equilibrio y teniendo que agarrarme a su mesa. Tendida en la camilla, me estiró las piernas del derecho y del revés.

Una vez vestida, me firma el alta y me dice "Mañana va usted a trabajar". Tardé unos segundos en reaccionar, como si no hubiese entendido lo que me había dicho. ¡Pero si no puedo andar ni medio kilómetro sin quedar agotada! Nada que hacer. Y además, una orden expresa para el médico de familia: tiene prohíbido extenderme la baja, sólo puede hacerlo la doctora del ICAM.

Vamos, que la prepotencia y avasallamiento están servidos. Ni que me caiga por las escaleras del Metro y me rompa una pierna, no me pueden dar la baja... Además, el ICAM está de mi casa lo que se dice allá donde el Cristo perdió la alpargata, con transbordos de Metro, lo que supone caminatas.

Día 19, recordemos. Llegué a casa a las 15:00, agotada, y me acosté, durmiendo 15 horas seguidas, sin pastillas ni zarandajas, de puro agotamiento. A las seis de la mañana del 20 me levanté y me dirigí al trabajo, pasito a paso (Cuando estaba bien, con levantarme a las siete tenía suficiente) Estuve en tris de caerme en una calle en obras, con el suelo desigual y de noche. También en las escaleras del Metro, donde la gente va corriendo a esta hora punta y te roza y empuja.

Pasé las seis horas de jornada caminando por todo el pabellón, cargando peso. Cuando volví a casa, más transbordo, más hora punta (sin poder sentarse), no podía con mi alma. No caminaba, arrastraba los pies. Subir los tres pisos de mi casa me supuso una tortura increíble. Me era imposible alzar los pies para ponerlos en los peldaños. Abrí la puerta y entré llorando a lágrima viva, no soportaba el dolor, algo que a mí nunca me ha afectado. Me acosté de nuevo. Eran las 15:00 como el día anterior. Hasta las seis del día 21, sábado, que tenía guardia y debía acudir. Fue imposible, me levanté y volví a caer en la cama, pues las piernas no me sostenían.

El lunes fui al médico de familia que me confirmó su imposibilidad de hacer nada ante la orden del ICAM. Bien, le pedí entonces que hiciese el favor de hacer su trabajo y ordenar que me hiciesen pruebas para saber el motivo de mi incapacidad, no sólo para andar, sino incluso para mantenerme de pie más de cinco minutos sin que empezase el dolor. Su respuesta fue que "eso es muy fificil..." Así como suena. O sea, la seguridad social está sólo para recetar pastillas para la tos, jarabes para el resfriado, calmantes para el dolor... pero nada más. Otra cosa, para darme la baja, el ICAM exige un informe del médico de familia donde pruebe el motivo por el que la necesito. Obviamente, este no tiene nada de qué informar si desconoce lo que me pasa por no preocuparse en averiguarlo.

Mi situación actual es de alta médica, pero no acudo al trabajo al serme imposible fisicamente. Tampoco soy fija, sólo contratada, así que ya veo claro mi destino: a la calle. Y seguramente sin derecho al paro. Divorciada y con un hijo menor a mi cargo, el panorama no es para salir de la depresión precisamente.

Ayer, el médico de familia se dignó hacer un "informe" (lo entrecomillo porque, obviamente, no dice nada, aparte de la medicación que tomo), y la petición de baja que la... la... eso... del ICAM tenía que validar. Esta mañana me he presentado en el nido de víboras con el documento. Nada que hacer. Esa señora me ha hecho desnudar una vez más ante la ventana abierta y ha solicitado a un colega que me examinase. Este ha hecho lo mismo que ella el día 19, pasitos de puntillas y de talones que no he podido realizar; estiramientos de piernas y martillacitos en las rodillas. (La izquierda bien, se ha alzado la pierna, pero la derecha, por más que la ha aporreado, nada. Es que tengo el menisco roto y ya se lo dije)

Mientras me vestía, el médico me dice que todo está bien. Le pregunto que por qué entonces no puedo andar. "Usted puede andar" Hombre, vaya... claro que he entrado allí por mi propio pie. Nadie me ha llevado en brazos, aún puedo andar. A lo que me refería es a que a la media hora de hacerlo el dolor sea insoportable y acabe impedida. "Ibuprofeno", ha sido la panacea que la señora esa ha mencionado.

No hay baja. Por narices.

La prepotencia del ICAM es histórica desde que se creó. No hay más que ver la carta de este enlace, pinchar aquí . Leer los testimonios de los comentarios al final de la carta, no tienen desperdicio. O todas las doctoras de la institución son iguales, o esa que mencionan es la que me des-atendió a mí.

Como se puede comprobar, el ICAM es una máquina de destruir trabajadores, en connivencia con la seguridad social. Y el Gobierno desatiende, tanto a sanos como a enfermos. Mano de obra no les faltará nunca. Los que no podemos realizar un trabajo, ni se preocupan de solucionar la dolencia, a la calle, que hay cola para ocupar el puesto.

Y para acabar de redondear el pozo, ha venido mi hermano para un asunto familiar referente al chalet que tenemos alquilado a un tercero. Se advirtió al inquilino que la chimenea estaba rota y no podía usarse. Lo aceptó. Pero el 6 de enero le dió por encenderla, con lo que provocó un incendio. Las fotos que me ha traído son escalofriantes. Para llorar.

Pero eso no es todo. El individúo no paga la mensualidad desde hace meses, y a pesar de ello, ¡nos ha denunciado por no haber reparado aún los desperfectos! ¿Cuesta creerlo? Pues es así. Es lo que tiene alquilar una propiedad, el dueño está totalmente indefenso gracias a las leyes de las que gozamos.

¿Más? Sí. Mi hermano me ha notificado que tiene cáncer.

Bonito pozo, oscuro y acogedor. Invita a quedarse dentro para siempre.

20 comentarios:

  1. Te van a dar polculo, media mierda

    ResponderEliminar
  2. Que razon tienes mujer,a esos desgraciados del icam habia que bajarles el sueldo no un 5% si no un 50% como minimo,se estan pasando por el forro el juramento hipocratico y se atreven a des prestigiar a colegas de profesion diciendo que los medicos privados alli no valen para nada,cuando ellos no llegan ni a simples ats.son unos hijos de mala madre ojala se lo pagen con muchas enfermedades a ellos y sus familias para que sepan lo que es,un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es evidente que con su actuación prepotente y carente por completo de profesionalidad dejan en entredicho la de sus colegas al desautorizar el diagnóstico de unos especialistas.

    Los afectados sabemos, por haberlo explicado en foros, que a todos nos han hecho hacer lo mismo: dos pasitos de puntillas, dos de talones, toma martillazo en las rodillas, levanta la pierna (aunque el esfuerzo y la imposibilidad son evidentes) y ya está, ¡a trabajar!

    Sencillamente miserables hasta el tuétano.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa. He encontrado tu blog buscando testimonios sobre el ICAM, porque el día 4 tengo ya visita con ellos, y estoy aterrada. Me parece vergonzoso lo que te han hecho, y no paro de leer testimonios de gente a la que han tratado como si fueran peor que asesinos.
    Te explico mi caso. Llevo 11 años en la misma empresa, y hace 2, un delegado sindical nos ofreció a unas cuantas mujeres de la empresa, pasar al sector de limpieza de alcantarillado (era un trabajo que sólo habían hombres), asegurándonos que el trabajo que realizaríamos, no sería por dentro de las alcantarillas, sino por la calle, limpiando imbornales, etc. Y bueno, que cobraría muchísimo más de lo que cobraba entonces (mentira). Yo acepté, tonta de mí, pues le creí. El resultado fue un año y pico, trabajando a pico y pala dentrop de las alcantarillas, sin detector de gases, sin mascarilla, sin la seguridad que deberíamos tener, inhalando gases, porquería... bueno, te puedes hacer una idea, porque no es muy distinto a la fosa que has colgado en tu entrada.
    A causa de esto, y viendo que me habían mentido y que me iba a pasar toda la vida allí dentro, pasando miedo, caí en una depresión, crisis de angustia, transtornos digestivos...vamos, no era capaz de ir por la calle tranquilamente, sin tener que ir a cualquier lavabo de cualquier bar, retorcida de dolor y diarreas. Tengo 5 informes médicos, de psiquiatras, médico de cabecera y digestivo, que recomiendan el cambio a mi anterior puesto de trabajo, que la empresa ha rechazado por, según ellos, "llevar poco tiempo en el sector de alcantarillado".
    El caso es que el día 4 me toca ya la primera visita con el ICAM, y aunque tengo informes médicos diciendo que no puedo realizar ese tipo de trabajo, sé que me van a dar el alta. Y estoy desesperada, porque NO PUEDO volver a meterme en una alcantarilla. No lo soportaría. Me parece vergonzoso, que la valoración de una doctora que te acaba de ver, tenga más peso que todos los informes de médicos que llevan un año visitándote. VERGONZOSO!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola, Lili.

    Siento en el alma no poder decirte nada alentador porque no lo hay.

    Estos casos son innumerables, vayas donde vayas, busques donde busques, todos dicen lo mismo.

    El ICAM es un organismo matatrabajadores. Sin paliativos ni medias tintas, así de claro y rotundo.

    Rechazan todos los informes de los especialistas, ni se los miran siquiera.
    Entrar en su despacho es entrar en el un inquisidor que está dispuesto a acabar contigo como sea. Has de volver al trabajo sí o sí, sin discusiones ni dilaciones: al día siguiente o ese mismo, dependiendo del turno.

    Las depresiones se aumentan ante esto y te aseguro que muchos acaban muriendo, de ahí lo de matatrabajadores.

    Hoy por hoy no hay solución. Hay que desmantelar este organismo de terror y muerte y ello sólo puede hacerse desde la política.

    Ahí me he metido, Lili, en política, intentando acabar con tanta injusticia.
    Soy candidata a las próximas municipales con la Plataforma per Catalunya (PxC)
    Estuvimos a un paso de entrar en el Parlament en las pasadas autonómicas, pero Laporta nos dió con la ídem en las narices. Ese payaso que no se preocupa más que de trepar, sin demostrar que la gente le importe nada.

    Vótanos, haz que nos voten, y nosotros acabaremos con las injusticias.
    No somos racistas ni ultras como se dice por ahí, en una loca campaña de desprestigio. ¡Por favor, si a mi casa vienen chicas negras y moros, amigos de mi hijo!

    Lo que pretendemos es terminar con los privilegios de los inmigrantes que reciben las ayudas sociales que nos niegan a nosotros. Evitar que los comercios de toda la vida cierren por la competencia desleal de inmigrantes que están exentos de tributar durante cinco años y, pasado este plazo, ellos pasan la titularidad a un familiar o amigo, no pagando nunca.

    Injusticias, Lili, con esto queremos acabar y lo del ICAM es una de las muchas que hay.

    Salud y buena suerte.

    ResponderEliminar
  6. es una pena que exista tan mala gente.Personas que dicen ser médicos y que tengan ese tipo de trato hacia los pacientes que no números...Yo pasé por esos inhumanos hace unos días,llevaba dos meses de baja por ansiedad por culpa de mobbing durante varios años,sin pasar por psicólogo me dan el alta y me dicen que es un problema mio y que me vaya de la empresa...por favor que listos que pueden llegar a ser los desgraciados del icam!!!!Ahora me veo sin trabajo y sin paro ya que soy incapaz de volver a pisar el que mi trabajo durante diez años,solo de pensar en todo lo que llegué a pasar uuufff!! no tengo palabras para definirlo,pero lo peor son las secuelas que quedarán,pues estos impresentables no han querido verlas.Gracias señores del icam,sólo les deseo que nunca a sus seres queridos les pase algo similar,cosa que dudo ya que ustedes son incapaces de tener sentimientos hacia nadie...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo, te cuento lo que pasó el otro día.
    Decidiéndome a hacer limpieza por fin en mi estudio, atiborrado de papelamen hasta el techo, encontré más de 20 matrices de recetas.

    Son de Ibuprofeno, medicamento que me estuvieron recetando cada vez que iba al ambulatorio por encontrarme mal.
    En vez de mejorar empeoraba, demasiado a menudo no podía levantarme de la cama. Muy raro.

    Pues ágarrate, cuando en una visita dije a la doctora que dejasen de darme Ibuprofeno, que no servía para nada, (es que me lo recetaba cualquier médico yendo de urgencias, para solicitar el justificante de ausencia, mientras que en esa ocasión me visitó la doctora que tenía asignada), me dijo que yo no podía tomar Ibuprofeno, que me perjudicaba sobremanera. Insistí en que me lo recetaban desde hacía meses. Tecleó furiosa en el ordenador, giró la pantalla hacia mi y... ¡en mi historial no constaba Ibuprofeno!

    ¿Lista o tonta? Lo borró del historial. Pero resulta que mi manía de guardarlo todo les va a dar un disgusto porque tengo las pruebas materiales.

    Realmente son asquerosos. Matasanos.

    ResponderEliminar
  8. A los que vienen a esta entrada a leerla, les informo de que he contratado un seguro médico privado antes de que la seguridad social me matase sí o sí.

    Luego me ocuparé de estos asesinos en los tribunales.

    ResponderEliminar
  9. El hecho d que una persona tenga problemas laborales,o sociales,o familiares o personales,no justifica una baja médica.La baja médica se justifica con una patologia q impida el trabajo.Si todas las personas que tenemos algún tipo de problema que nos provoca ansiedad estuviesemos de baja,quien iba a pagarnos esa baja? En el ICAM hay personas,hay médicos,enfermeros,administrativos,con sus problemas de todo tipo,y no hay derecho a q en ninguna página de internet se les insulte cómo lo estan haciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nazis son los del icam!

      Eliminar
    2. Hijos de puta
      Pero yo no salgo de la consulta sin abrirles la cabeza

      Eliminar
    3. Mujer, esto no sirve de nada y además, es contraproducente.
      Gracias por interesarte.

      Cuatro años después de mi último comentario, ahí abajo, sigo luchando.

      Por fin me está examinando un traunatólogo. ¡Aleluya!
      Al ver el resultado de la primera prueba se llevó las manos a la cabeza y solicitó una segunda.
      Vista esta (no era el mismo, me tocó otro, una doctora joven), solicitó otras dos pruebas más.

      O sea, están alucinados de que todavía pueda caminar...
      Eso sí, la tercera prueba será en enero de 2018... Y la cuarta está pendiente.

      ¿Llegarán a tiempo?
      ¿La palmaré antes?
      Oigs, qué misterio...

      Eliminar
  10. Más de tres años después de lo sucedido, sigo con problemas de movilidad y he tenido que afiliarme a una mutua privada, así que cuidado con hablar de lo que se desconoce.

    ResponderEliminar
  11. No se si sois conscientes,pero los insultos en internet es delito.Hablais de asesinos,de matatrabajadores,........,ojalá alguien os denuncie.Lo que os pasa a muchos es que no quereis currar y quereis vivir del cuento,no del cuento no,de todos los que trabajamos y tenemos que soportar el gasto que representa pagar la baja a los que como vosotros sois unos vagos.

    ResponderEliminar
  12. Si los insultos en Internet fueran delito, habría un montón de gente enchironada y tú uno de ellos por tratarnos de vagos siendo falso.

    Ten cuidado, no vayas a encontrarte un día como nosotros y llorar desconsoladamente.

    ResponderEliminar
  13. Me parece patético que digas que la gente es vaga! Mi pareja tiene el.menisco y los ligamentos roto, tras dos intervenciones le diagnostican un sudek en el icam le dan el alta pero el no puede andar puesto que cojea y eso acarrea dolores de espalda! A el le da igual cobrar o no una baja! Solo quiere que le den una solución y los médicos se desentienden! Pides segundas opiniones y como son amigos ... así que eso de vagos te lo metes por donde amargan los pepinos!

    ResponderEliminar
  14. Siempre hay "listos" que todo lo arreglan con que los enfermos somos unos vagos.
    Como ellos se encuentran estupendamente -tal vez por no dar golpe y dedicarse a leer el periódico en su puesto de trabajo-, no quieren comprender el dolor y la impotencia por la injusticia que hay en estos casos.

    No estaría mal que les ocurriera a ellos y acabasen llorando.

    ResponderEliminar
  15. Veo que esta entrada sigue teniendo visitas. Espero que sirva de ayuda a quienes, como yo, siguen sufriendo dolor e injusticia por parte de quienes se supone que deben evitarlo.

    Aseguro que no es fácil porque ellos son los "Reyes del Mambo". Con una titulación hacen y deshacen a su antojo y ahí te pudras porque su trabajo consiste en esto, en quitarse de encima estorbos. ¿Estás enfermo? Pues agoniza en tu casa y no molestes, que sólo se admite gente sana para trabajar.

    Hitler a su lado era un párvulo.

    ResponderEliminar
  16. Hola, en primer lugar quisiera decir que soy de Cataluña porque es importante y trabajo desatascando y limpiando cloacas, pozos y colectores de Barcelona.
    Os pasare a enumerar las enfermedades que tengo y sus consecuencias:
    Enfermedades
    Hipertensión, me tengo que medicar a diario o se me dispara normalmente a 10-18
    Hipercolesterolemia, me tengo que medicar con el medicamento mas alto porque mi colesterol de no hacerlo no baja de 340 y me provocan trombos o micro infartos.
    Hipercoagulabilidad, me tengo que medicar
    Soplo y arritmias coronarias que se agravan por la hipercolesterolemia.
    Artrosis degenerativa en todas las vertebras con deformación y perdida osea lo que provoca pinzamiento en los nervios.
    Consecuencias
    Hipertensión, no puedo realizar trabajos de esfuerzo.
    Hipercoagulabilidad, debido a esto tengo las arterias obstruidas, las del cuello 55% y 65% por lo que tuve perdida ojo izquierdo debido a obstrucción arterial retiniano.
    Artrosis degenerativa en todas las vertebras, consecuencia cinco artrodesis, S1-L5, L5-L4, L4-L3, C7-C6 y C6-C5, total veinte tornillos con sus correspondientes placas y varillas. Todo esto lleva asociado dolor de fuerte a intenso, he incluso paralizante.

    Pues bien según el ICAM y el INSS todo esto no constituye problema alguno para que siga trabajando. Antes he hecho incapie en soy de Cataluña pues al parecer, y lo he comprobado, por mucho menos en cualquier otra CCAA ya hace años tendría la invalidez permanente, personalmente conozco a una funcionaria de Mérida que en un accidente domestico se le quedo paralizado el meñique de la mano izquierda y le dieron la invalidez de inmediato. Mucha gente que conozco y algún funcionario del INSS me ha sugerido que me empadrone en Huesca o Castellon y problema resuelto.
    Por cierto, quejate y presenta los recursos que quieras, yo lo he hecho en el ICAM, el INSS, el Sindic de Greuges, el defensor del Pueblo o incluso presenta el caso en los juzgados, no sirve para nada, vivo en Cataluña.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente es tal como dices.

      En Cataluña están dedicados a sus fanfarrias independentistas y todo el dinero se lo gastan en ello.
      No dejan de asegurar que toda la culpa es del Gobierno Español, que si fuéramos independientes seríamos ricos y cresos.
      ¿Por qué no empiezan cuidando a los catalanes como es debido?
      Si tanto quieren gobernar en solitario, deberían empezar por ahí, por tener contentos a los catalanes.
      De esta manera con la que actúan, sólo tienen el apoyo de los panxacontents y los lilas sin seso, teniendo que montarse votaciones ilegales.

      Y por ahí arriba has visto a los orkos llamándonos vagos, despreciando la enfermedad y el dolor.
      Como les he respondido, espero que un día se encuentren así, como nosotros, a ver si los escorpiones de la Gene les atienden, en pago a haber votado cuatro veces...

      Eliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.