sábado, 22 de febrero de 2014

¿Quien es Ram Manikkalingam?

Según las noticias que nos han llegado, Ram Manikkalingam es el líder de una despampanante comisión internacional de verificadores.
"Despampanante" porque se refiere a verificar si los asesinos etarras son pacíficos ciudadanos vascos y nosotros somos los malos de la peli.


En la foto, con Iñigo Urkullu, la mar de contentos ambos, planeando convertir a los asesinos en palomitas de la paz.

En este enlace se puede saber bastante de este señor y su trayectória. Lamento que la traducción esté en catalán, pero es que uso así el Google y ha salido automáticamente. De todas maneras se entiende lo esencial. Ojo al dato de Sotsdirector (Subdirector) de la Fundación Rockefeller. "Sin ánimo de lucro. Filantropia"... Muy gracioso, cómo si no supiéramos a qué se dedica esta institución realmente, promotora desde la sombra de todas las guerras, hambrunas  y conflictos que en el mundo están para llenarse los bolsillos.
Así no es de extrañar que haya sido recibido con fanfarrias de "salvador" por personas que, si saben su propio nombre, ya pueden estar contentos.


Esta es la foto de la burla. Los asesinos etarras, bien tapaditos para que no les veamos, entregando un montón de chatarra inútil (explosivos caducados y armas sin utilizar para no alargarnos más), a ese señor que se ríe de los tontos del haba (pero no de nosotros)
Y todavía hay que va y se cree esta pantomima al grito de "¡ETA está acabada!". Criaturas.

Si ETA pretendiera de verdad finalizar su lucha armada, no se enmascararían y entregarían TODAS las armas, no cuatro trastos inútiles para hacer la foto y que el mundo entero exclame "¡Oh, sí, van de buena fe!".
¿Realmente alguien se cree que en el arsenal entregado no consten armas que han sido utilizadas para asesinar?
Hay quien dice que estas las venderán en el mercado negro para no ser incriminados, pero siguen creyendo en la "buena fe" de los asesinos, que es lo que tienen que hacer, según estas personas de pocas luces. La mentalidad de estas personas me resulta incomprensible porque los etarras, además de faltar a su palabra respecto a sus intenciones, ponen en circulación armas ilegales con las que seguir matando, con lo cual, de reinsertarse en la sociedad, nada de nada.

Asistimos a la enésima charlotada de asesinos y gobernantes varios, ya que el arrepentimiento de sus crímenes brilla por su ausencia. Todo lo contrario, ellos se considerán víctimas con toda su poca vergüenza y exigen y exigen sin acabar.

Impresionante por la estupidez de quienes se tragan las ruedas de molino. ¿Tenemos que pensar que ganan algo? Quien sabe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.