lunes, 31 de enero de 2011

Los ataques a PxC no cesan


Esta captura de pantalla es lo que nos muestran si queremos acceder al web de Anglada.
¿Web atacante? ¿Robo de datos?
Esto parece obra de los analfabetos habituales. Me refiero a la excusa para cerrar el web porque ciertamente, se trata de una burda excusa, tan burda, que provocaría jolgorio si no fuese por lo que se pretende con ello.

Plataforma per Catalunya  no es una formación como otras, esas que aparecen como setas en otoño y pasan sin pena ni gloria. La importancia y el número de los ataques que recibe, tanto la formación como su líder Josep Anglada, pone de relieve su importancia en el panorama político, no ya catalán, sino a nivel nacional y esto es lo que tanto preocupa a quienes temen perder su mamandurria.

El caso de los "torpedos" saliendo de PxC haciendo absurdas declaraciones en los medios es una prueba. Mateu Figuerola es un mindundi cuyo partido no interesa ni en su propia población. Antonio y su hija Myriam Muñoz provocarón la hilaridad de quienes leyeron sus disparates, propios de ignorantes. Pablo Barranco es otro Figuerola sin pena ni gloria, con el agravante de estar denunciado por apropiación indebida al negarse a entregar el importe de dos talonarios de lotería de PxC de las pasadas navidades. ¿Alguien piensa que se puede confiar en un tipo así? Y para acabarlo de arreglar, el partido que ha fundado se llama igual que uno marroquí que exige Ceuta y Melilla. Retratado.
El escritor Enrique de Diego no llegó a formar parte de PxC, pero sí la apoyó en principio, hasta que se rebotó por no recibir un trato preferente. Igual que Yolanda Couceiro Morín, pegada con chicle a Anglada, viajando cada dos por tres del País Vasco a Cataluña para aparecer en todas las fotos hasta que se cansó de no recibir las reverencias a las que creía tener derecho y se dedicó a alojar en su medio a todo el que quisiese despotricar de Josep Anglada.

Estos personajillos no son nadie, meros titeres usados por quienes en realidad, PxC supone un serio obstáculo para sus fines. Grandes partidos, bien conocidos de todos, temerosos del programa de PxC y de la firmeza y determinación de Anglada para llevarlo a cabo.
Y lo que ha aterrorizado a esos partidos es que Josep Anglada no está solo. No se trata de un líder perorando, con "colaboradores" pagados para hacer un trabajo. No. Anglada tiene verdaderos colaboradores, en el más amplio sentido de la palabra; gente que trabaja desinteresadamente por una idea, por un proyecto, porque cree en él. 
Nadie paga a los colaboradores de Anglada y esta es la diferencia respecto a los partidos que, careciendo de ideales creíbles, necesitan pagar a empleados para salir adelante porque nadie se lo hace sin cobrar.

Cierto diario digital de medio pelo ha publicado recientemente algo absurdo, pero que da idea de la manipulación esquizófrenica de los que ya no saben qué hacer para desprestigiar a PxC sea como sea. Afirma dicha publicación que Plataforma per Catalunya va a anunciar un giro en sus estatutos para "acercarse a los trabajadores". ¿Qué trabajadores? ¿Se refiere a los jerifaltes de la Banca tal vez? Porque PxC está a pie de calle constantemente. Anglada no para, pateándose poblaciones, barrios y calles, charlando con los vecinos, escuchando sus quejas, sus reivindicaciones. La falacia de ese medio, al intentar hacer creer que PxC "cambia de camisa" para obtener más votos, es propia de los analfabetos habituales, pobre gente sin recursos ni inventiva para sus chanchullos.

La perdida del web de Anglada no supone ningún contratiempo grave para PxC, al contrario, es una prueba más de su importancia, esa que se niegan a admitir abiertamente quienes actúan escondidos en la sombra. Lástima -para ellos- que todos sabemos quienes son.

************************************************
ACTUALIZACIÓN

Me han pasado el siguiente enlace. En él se aprecia que la infección del web puede perfectamente responder a terceros, de manera intencionada. Es algo que ya damos por supuesto, pero nunca está de más dejarlo claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.