viernes, 12 de abril de 2013

Un poco, poquito, más animada

Por una parte, saber que alguien por quien sufría está bien. Suficiente.
Por otra, no es para tocar castañuelas con el resto de mis asuntos, pero al menos mantengo ciertas esperanzas respecto a los jurídicos.

Esto último es espeluznante. Supone una peregrinación sin fin. Vas a un Juzgado y te dicen que no, que ha de ser otra cosa, la que pides no. Y la otra es infumable. Intentas hacérselo ver y nada, o eso o nada. Y encima te mandan a otro Juzgado para ello. Aceptas, vas a dónde te han mandado y pides lo que han ordenado y... ¡allí te dicen lo contrario! Te niegan lo que te han ordenado en el punto de origen y te ofrecen lo que tú pedías realmente.
De locos, completamente de locos. La Justicia es un gallinero, todos cacarean sin coincidir ni por casualidad.
No publico gratuitamente sobre jueces, abogados y fiscales, es porque la experiencia es aplastante y según esta experiencia, puedes ganar o perder dependiendo de que al de turno le duela una muela ese día o le caigas simpático.

Esta mañana no me ha ido mal, pero ahora depende de mi abogada, la que llevaba antes el caso, necesito toda la documentación. Obviamente, se la proporcioné yo, pero ella trilló la paja del grano, que para esto cobró y sí, está dispuesta a hacerlo. Porque el problema reside en que ella era de pago y ahora no puedo, ahora he tenido que solicitar asistencia jurídica gratuita y esto es el horror. El esperpento. El despiporre. La pena.

Aunque mi ex abogada ya no cobre, está dispuesta a ayudarme y después de la entrevista de esta mañana con el títere de turno, mantengo las esperanzas.

¿Títere? En fin, es lo que he constatado a lo largo de los años. Los abogados de oficio no se implican. No mantienen contacto con su representado, el mínimo y gracias. Hay excepciones, por supuesto, ya que mi ex abogada empezó conmigo de oficio por otra causa y lo hizo tan bien que cuando pude pagar la llamé y aceptó. Ha trabajado muy bien en dos asuntos míos, ganamos. Por esto me he animado un poco, porque ya es algo en estos días terribles.

11 comentarios:

  1. La vida es bella, la Leona es fea12 de abril de 2013, 19:58

    jues, jues, jues
    lo tienes claro, botiflera
    Eres un personajillo nefasto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo ser un "personajillo", puesto que no me considero de importancia, pero tú eres simplemente un piojo y aquí hay que protegerse por un mínimo de higiene.

      Eliminar
  2. Ante todo un saludo Leona, pero por lo que veo el anónimo no deja de perseguirte, es pura obsesión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte de nuevo, Fdelga.

      ¿Qué vamos a hacer con el piojo? De mis tiempos entre alumnos constaté que estos insectos son terriblemente molestos y no puedes librarte de ellos por más precauciones que tomes. Vienen cada temporada, irremisiblemente.

      ¿Sabes una cosa? El vinagre es mucho mejor que lo que venden en las farmacias... ;D

      Eliminar
  3. Me alegro de que estés más animada y espero que se solucionen pronto tus problemas.
    No es lo de menos haber dado con una persona en la que puedas confíar. ¡Suerte y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. La esperanza es lo penúltimo que se pierde. Lo último es la vida.

      Eliminar
  4. Así es, el vinagre suele ser muy efectivo, o en este caso la indiferencia. Ya lo dijeron los antiguos: "no hacer aprecio es el mejor desprecio" Yo sigo otra política: elimino los anónimos radicalmente, incluso los que hablan bien de mi.

    Mantenga esas esperanzas y no se hunda por nada del mundo, en estos casos lo mejor es actuar con la cabeza bien fría.

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Parece que el viento vuelve a soplar un poco después de demasiada calma chicha. Hay que aprovecharlo.

      Hombre, teniendo en cuenta que hasta a Periódico le da a veces por ir sin loguear, no puedo ser tan drástica. Ya distingo a los "buenos" de los "malos", ya, alguna vez han habido anónimos que me ha dado una coba sospechosa, como ríendose de mí si me lo creo... Ni caso.

      Que tenga buena semana. ¡Y buen tiempo por allá arriba!

      Eliminar
  5. Lo del buen tiempo aquí es una entelequia, pero se agradece que lo diga.

    ResponderEliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.