domingo, 22 de enero de 2012

¡Sami, Sami, capitán del Barcelona!


De la playas argentinas donde el tango es la ilusión,
tú mereces, bravo Sami, que te briden la canción;
tú mereces que las notas de un tanguito de arrabal
lloren penas por tu ausencia que quizá nos cause mal.

Cuando el tango rezongando nos murmure "Samitier"...
¡Caballero que has dejado mil recuerdos por doquier!
brindaremos nuestro aplauso por el Mago del balón
que vivir horas nos hizo, de entusiasmo y emoción.

¡Sami! capitán del Barcelona,
con tu juego que emociona
nos has hecho estremecer.

¡Sami!, portador de la nobleza
de tu tierra de grandeza...
¡Caballero Samitier!

Cuando llegues a tus lares, a tu tierra la inmortal
y en los campos de la añeja, de la fiel Ciudad Condal,
tu silueta se deslice sobre el césped tentador
y retumben los espacios ante el grito alentador,
no te olvides, ¡bravo Sami, valeroso capitán!,
que los buenos argentinos te recuerdan con afán,
pues dejaste en el Plata simpatías por doquier.
¡Capitán del Barcelona, Caballero Samitier!

Mi familia materna siempre ha estado ligada al fútbol y al Barcelona concretamente. Un tío de mi madre y dos de los hijos de éste jugaron en el FC Barcelona hasta que yo sepa, que igual viene de más lejos, sólo que a estos les conocí.
No fueron famosos, pero fue suficiente para que la familia se moviese entorno al club y sus jugadores.
El tango dedicado a José Samitier siempre me ha puesto el vello de punta por su significado.

Dos motivos me han impulsado a escribir esta entrada, las fotos antiguas de las que hablo en la anterior publicación y la guasa de mi amigo Eloy al dejarme en los comentarios de su blog el himno del Real Madrid actualizado, ¡juas!

¡Hala Madrid!, Hala Madrid!, Hala Madrid!
Enemigo en la contienda,
cuando pierde pisa la mano
sin envidias ni rencores...
como bueno y fiel hermano...(tururú, tururú y tururú).

He citado la estrofa más buena, la que deja al R. Madrid de Florentino y Mou como lo que es, un puñado de mercenarios agresivos. Esto es lo que me ha hecho recordar el tango de Samitier, siendo considerado todo un caballero y añorado al marchar.

Florentino está "gagá" si piensa que ese matón portugués va a conseguir reverdecer los laureles del R. Madrid porque los está quemando al orinarse encima.
Antaño se decía "Pierde con deportividad". Hoy esta frase carece del significado que se le dió en su día con elementos como Mourinho y Pepe, bestias histéricas que se lanzan a degüello fisícamente contra el rival, sintiéndose impotentes ante la derrota y actuando como animales salvajes.

6 comentarios:

  1. No logro entender como algo como el fútbol puede mover el dinero que mueve en España y producir el fanatismo que produce en muchos. Supongo que los jugadores se descojonan, porque hoy juegan en tal equipo y mañana en tal otro si le paga más.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, Bucan, yo no logro entender que no lo entiendas.

    Ya sé que el fútbol no te interesa, pero caramba, tampoco es tan dificíl comprender la cantidad de millones que se mueven a su alrededor.

    Sí, algunos -algunos- jugadores se descojonan porque no son más que mercenarios y les da igual estar aquí que allí, pero no todos, te lo aseguro.

    ResponderEliminar
  3. Será para ti, Periódico, que yo bien he jugado y he sido entrenadora de niños, sin pensar que perdía el tiempo.

    Lo malo que tiene es que ahora mueva tantisímos millones y no sea más que negocio y política, nada de deporte.

    ResponderEliminar
  4. PLAS PLAS PLAS, te tengo que aplaudir Leona. Tienes toda la razón.

    Soy amiga del fútbol reconozco me gusta y seguir los partidos y porque no decirlo forafa del Barca y del Cádiz también mi casa de acogida en mis mejores años de niñez y juventud.
    Cuando veo gerras en el campo siento verguenza ajena, y el último partido que he visto de dos grandes ha sido lastimoso las reacciones, y me da igual quien las haga, se ha olvidado la deportividad y la agresividad prima.
    Y encima ganan millones por dar espectaculos lamentables, y hay no queda eso, los aficcionados agresivos joer. Esto no es deporte ya una pena.

    ResponderEliminar
  5. Es lo que hay, chica, una manera de hundir el deporte en una ciénaga :(

    ResponderEliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.