miércoles, 2 de mayo de 2012

Cosas, cosas...

No se trata de una entrada dominical, pero casi por lo que supone.

Acostumbrada a publicar prácticamente a diario, este inciso ha tenido que llamar la atención de mis lectores habituales. (Dando una patada al troll tocacojones, claro)

Se trata de algunos asuntos (muchos) personales, con una defunción por enmedio, así que me he dedicado a otros medios menos personales por aquello de olvidar desgracias y distraerme.

Pronto volveré, igual dentro de un rato. No sé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.