sábado, 9 de febrero de 2013

Cumple. Un año más


Hace apenas un día, leí en un blog que su autor decía que cumplir años no tiene nada de agradable. Supongo que no es consciente del significado de lo que dice porque dejar de cumplirlos supone estar muerto y enterrado. En fin, hay gente así, sin dos dedos de frente.

No es mi caso, yo estoy contentísima cada vez que cumplo años. Contenta de seguir aquí con mi gente, familia y amigos. Por esto he preparado la enésima fiesta de mi cumpleaños. En el mundo real la pasaré con mis hijos, pero quiero compartirla con todos vosotros porque como acuariana, la amistad es muy importante para mí.

La he preparado al alimón con Bugs, el conejo sinvergüenza que aparece cuando menos lo espero para llamarme la atención. No es la primera vez que me ayuda en mi cumple, no, pero en esta ocasión le he abierto un blog para que se pavonee como le gusta, je je je...
Sí, ya sé lo que ha dicho en él... Le crecen unos centímetros las orejas cuando lo pillo, ¡juas!

-¡Jefa! Ya tengo a los bomberos cachas que me pediste.
- Estupendo, Bugs. Son los de cada año, ¿no?
- Sí... bueno... ¡Sí, claro que sí!
- A ver, tengo ganas de volver a verlos.




- ¡¡¡Bugs!!!
- (Osti tú, ya se ha dado cuenta...) ¡Susordenes jefa!
- ¡Me tienes frita! Llevátelos y trae a mis chicos de siempre.
- Ya voy, ya voy... (Esta mujer siempre se pone histérica, joder. ¿Qué más le dará unos que otros? Yo no veo la diferencia)

Nada, no pasa nada, asuntos domésticos.
Sed bienvenidos, poneos cómodos, estáis en vuestra casa. Tomad lo que os apetezca. He preparado un aperitivo para abrir boca.



Un trago para empezar y algo que picar.



Tostadas con tomate picado y aromatizado con hierbabuena.



Tostadas con queso untado y salmón ahumado.


- ¡Jefa!
- ¿Qué pasa ahora, Bugs?
- No encuentro ninguna camarera como me has dicho.
- (Este conejo me va a matar...) ¿Y qué se supone que te he dicho?
- Que tenga clase, eso me has dicho, pero ninguna de las que les he preguntado tiene clase de matemáticas ni de geografía ni... Bueno, una ha dicho que sabe mucho de lengua y otra que francés... Pero ninguna va a clase actualmente.
- Ainsss... Olvídate de las clases; procura no traer a ninguna pilingui, son esas que van pintadas como una puerta, encima de tacones horteras y embutidas como morcillas en medio metro de tela.
- ¿Medio metro de tela? Entonces serán enanas. Ahora ya sé. Oye, hablando de tacones, he encontrado un modelito que a tu amiga Rosa le va a encantar.
- ¿? Rosa no soporta los tacones. ¿Qué demonios has encontrado?
- Estos. No me digas que no le gustarán, son el no va más, la última moda.





- ¡Quita eso de ahí antes de que venga Rosa!
- Vale, vale. (Tres barriles de tila le voy a poner sin que se dé cuenta o no llega a la noche)

Ni caso. Sigo.

Deliciosos pinchos de queso, anchoas y aceitunas.



Espumosa cerveza.

- ¡Jefa! ¡Jefa!
- ¿Coño pasa ahora?
- Ya puedes estar contenta, he encontrado a tu tirador de cerveza favorito.
- Sólo tengo uno desde el 2009, así que venga, enseñámelo.
- (Joía desconfiada...) Aquí lo tienes. ¿Es o no es?


- Sí, es él. Mas te vale, o me hago un estofado de conejo.
- (Sádica)
- ¿Has dicho algo?
- Estooo... que voy a derramar hasta la última gota de mi sangre para que estés contenta con tu fiesta, jefa mía.
- Déjate de chorradas, que pareces un militar retirado.
-Bah... ya quisieran ellos tener mis bigotes.
- Vete de una vez a cumplir los encargos, que tengo que hacer los honores a mis invitados.
- ¡Susordenes!

Croquetas de jamón.

Mejillones al vapor rociados con limón. Manjar de dioses en su sencillez.

¡Gambas a la plancha! Para chuparse los dedos.

Calamares fritos. Doraditos y apetitosos.

Almejas a la marinera.

Delicioso quiche de calabacín y cebolla.

Salteado de espinacas con piñones y pasas.

- Jefa! ¡Jefa!
- (Lo mato. Hoy lo mato) ¿Qué tripa se te ha roto?
- A mí ninguna, la tuya es la que anda chunga, ¿no?
- Si sólo fuera la tripa... Venga, desembucha.
- ...
- Di.
- Es que no me acuerdo.
- ¡¿ Pero tas tonto tú?! Vienes a interrumpirme por enésima vez y resulta que se te ha olvidado la patochada de turno.
- Es la rubia, jefa.
- ¿Qué rubia?
- Una camarera que he encontrado.
- ¿Pero cual es el problema?
- Que no tengo cinta métrica.
- ¿¿¿??? ¿Para qué necesitas una cinta métrica? Si es porque entendiste que ha de ser enana, quítatelo de la cabeza.
- No, no es enana, es un pibón de agarrate y no te menees, pero es que... que...
- ¡¿Qué?!
- Nada, nada. Ya me apañaré.
- ¡Y no vuelvas hasta que se haya terminado la tarta!
- Sí, jefa. (Diez barriles de tila)

Sigamos con el salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos. Una delicia.

 Ya estamos entrando en la comida fuerte, poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Descorchemos unos vinos para acompañarla.

¿Qué me decís de este asado? ¿No se os hace la boca agua?

- ¡Jefaaa!
- ¡¡¡Te mato!!! ¡Hoy no te libras!
- Joder, si sólo te quería enseñar al de la barbacoa...

- Vale, por esta vez te salvas, es uno de mis chicos.
- Faltaría más, oh dulce Leona del Edén...
- Déjate de monsergas y acaba el trabajo.

Ya me está mareando este conejo sinvergüenza, no sé por dónde iba. Ah, sí, sigamos.

Alcachofas a la brasa. ¡Enteras! Es un sacrilegio cortarlas por la mitad, se echa a perder el corazón, tierno y lleno de jugos.


A ver, ¿cuántos de vosotros habéis degustado los deliciosos calçots con su salsa? No hacerlo supone un pecado muy gordo, aviso y proclamo.

Ahora prepararan un sorbete de limón para bajar todo y hacer sitio a los dulces.
- Bugs, ¿te has acordado del hielo?
- ¡Por supesto, jefa! Enseguida viene.

¡Perfecto! Aquí lo tenéis.



Y mientras van llegando los dulces pediré el cava.
- Bugs, ¿llega el cava o qué? Ya tenía que estar en las mesas, en cubos de hielo.
- ¡Enseguida, jefa! Bajo raudo a la bodega, no se haya perdido la rubia.
- Ay... ay... ay... Cada vez que dices "la rubia", el estómago me da un vuelco...
- Paranoias tuyas Es una chica estupenda, mira, mírala por el circuíto cerrado.



- No veo a nadie, Bugs.
- Qué raro. A ver las otras cámaras...































- ¡Volatizada!
- ¡Ya está bien de jueguecitos, Bugs, no me hace ninguna gracia!
- Leona, te doy mi palabra de que traje a una rubia en bragas y bajó a... ¡Glubs!
- ¿Cómo que en bragas?
- Bueno, si tus chicos andan desnudos de cintura p'arriba, pensé que ella... al ser lo contrario... pues eso... que...
- ¡No pienses tanto que se te van a caer las orejas! Baja a la bodega y trae el cava. Y que Patxi mantenga los cubos llenos de hielo.

Unos caprichitos de nada.


Por fin, aquí tenemos el cava. Ahora traerán las tartas.















Brindemos. ¡Por todos!

- ¡Jefa, jefa! Falta una tarta.
- ¿De qué hablas? Eran cuatro y aquí están.
- La de las velas, mujer...



- ¡¡¡Bugs!!! ¡Ven aquí! ¡No corras que es peoooooooor!


¡CHIN-CHIN!


22 comentarios:

  1. Zum Geburtstag viel Glück,
    zum Geburtstag viel Glück,
    zum Geburtstag liebe Teresa,
    zum Geburtstag viel Glück...

    ResponderEliminar
  2. Cantada la canción, ahora vienen los comentarios:

    Ante todo, muchas felicidades, Teresa, cumplas los que cumplas (que aún no me he enterado), ¡y que cumplas muchos más! Este año estoy de mejor humor.

    El año pasado, por estas fechas, por cuestiones del instituto, estaba bastante enfadado, no sé si lo recuerdas.

    Veo que este año te has acordado de mí, y has puesto varias cosas que sí puedo comer. ¡Muchas gracias!

    Ya para el año que viene, acuérdate de que, además de vegetariano, soy abstemio, ¡así que búscame alguna bebida sin alcohol! Se me va a quedar la garganta más seca que el cerebro de algunos individuos, de los cuales no hace falta poner ejemplos.

    Dicho eso, me complace saber que a Rosa no le gustan los tacones (esa foto a mí también me da repelús, casi tanto como la de una ilustración que venía en mi libro de Física, de una mujer con tacones pisando con el tacón a un hombre todo el empeine, ¡me duele de sólo imaginarlo! Pretendían ilustrar que, a menor superficie, mayor presión ejercida. Para más inri, se me ocurrió preguntarle a mi profesor si un pisotón así podría romper los huesos del pie. Me dijo que sí, y desde entonces estoy traumatizado).

    Respecto a los tacones y otras cuestiones de indumentaria femenina, a mí me han llegado a decir que soy un hippie, porque no me gusta que lleven tacones, ni que vayan maquilladas, ni que se tinten el pelo, ni que se hagan en él ningún peinado que altere la forma de sus proteínas pilosas (con secador o plancha), ni que lleven piercings o pendientes. Me da igual que vayan o no vayan depiladas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, luispi, encantada de ternerte aquí.

      Claro que me acuerdo del año pasado, estabas muy molesto.
      ¿Cómo no iba a acordarme de ti? Je je je... Pero no te preocupes, que Patxi tiene refrescos de todas clases entre hielo. Toma lo que quieras.

      Ah, los tacones... Son muy peligrosos, tanto para las que los usan, pues deforman la columna, como a quien tenga la desgracia de padecer un pisotón. De todas maneras, su uso moderado no reviste riesgo, lo malo es abusar, como todo, y hay algunas que parece que duerman con ellos, ¡buf!
      El maquillaje y el tinte, tampoco hay que exagerar, hombre, unas pinceladas discretas mejoran el aspecto, así como cubrir las canas. Yo uso un baño de color, no es tinte agresivo y me lo aplico yo misma.
      En cuanto al peinado, je je je... no me peino, me lavo el pelo, lo froto con la toalla y listo. Los rizos naturales no necesitan peinado ;D
      ¡Ah!, los pendientes sí que me gustan. Tengo muchos, pero tampoco los uso a diario. Emperifollarse me parece ridículo.

      Eliminar
  3. Feliz Cumpleaños!!!!
    Tiene todo muy buena pinta, nos saltaremos el regimen con mucho gusto.
    El proximo año conejo al ajillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Ojo con Bugs, que todavía no lo he pillado, ¡juas!

      Eliminar
  4. El pedrusco dormido9 de febrero de 2013, 16:08

    que cumplas muchos y muy felices. :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Menuda Fiesta! ¡Feliz cumpleaños! ¡Qué buena pinta tiene todo! No te quejarás de Bugs, está en todo... con tanta ayuda, ya se puede...

    ¡Felicidades! Voy a ir picoteando un poco. Ñam,ñam,ñam ... uhmmm, ¡qué rico!

    Hacía tiempo que no comía tanto y tan bueno. Sabes cómo preparar una fiesta. ¡Enhorabuena!

    ¡Qué cumplas muchos más! (y muy felices, como dice pedrusco)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je... Bugs es un encanto a su manera. Hay que rascar en el fondo, muy al fondo... Pasa que cuando llegas al fondo, ya te has ahogado, ¡juas!

      Gracias, me alegro que te guste.

      Eliminar
  6. ¡Millones de felicidades querida Leona! Tienes una imaginación desbordante y una gracia exquisita para plasmarla, siempre me encanta leerte. No cambies nunca.

    Recibe un sincero beso de un amigo virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Joan.
      Estoy muy contenta de volver a verte y no, no voy a cambiar nunca, puedes estar tranquilo ;D

      Un beso.

      Eliminar
  7. Feliz cumpleaños y que cumplas muchos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fdelga. Siempre es agradable verte aquí.

      Eliminar
  8. Ahora que se ha terminado la fiesta, voy a explicar el misterio de la camarera rubia.
    Bugs no tiene ninguna culpa, je je je...

    Anoche estuve preparando la entrada recogiendo imágenes y guardándolas en el archivo. Encontré de casualidad a una rubia despampanante caminando en unas cavas, con una botella en la mano y tirando de una caja de madera. Como "dice" Bugs, no llevaba ni falda ni pantalón, sólo un tanga que dejaba sus nalgas al aire.
    Me gustó la imagen porque no se veía una pilingui como todas las que había buscado previamente, sólo me salían sudamericanas horteras a más no poder, ¡uf! Es que se nota mucho, con unos pies deformes, dedos como morcillas y embutidos en zuecos altísimos, aparte de tatuajes en las lorzas que exhiben tranquilamente.

    Pero al montar la entrada no hubo manera de ponerla. Ni flores, ni desde el archivo ni copiando y pegando. Así que tuve que modificar el guión y clavar una bronca al conejo, je je je...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonito... Yo preocupado por la rubia, pensando que se había ahogado ante las narices de Patxi, y resulta que tú la hiciste desaparecer, ¿eh? ¡No lo niegues, el asesino es el mayordomo!

      Eliminar
    2. No seas burro, Bugs, tus orejas son de conejo, no de asno. El mayordomo eres tú, ¿no te has dado cuenta?

      Eliminar
    3. ¿Yo? ¡Aivalaostia! No sabía que fuera tan importante, ¡corcholis!

      Bueeenoooo... Estooo... Quiero dar las gracias a Rosa por ser tan amable. Y a luispihormiguero por ser vegetariano. Y al Periódico ese, que le de una apopolegia o como se llame, por sádico.

      ¡Adióooooooooos!

      Eliminar
    4. ¡No corras, que te voy a pillar igual!

      Eliminar
  9. Hello, cumpleañera!!

    Pues se puede estar vivo y no cumplir años, todo es cuestión de echarle imaginación o de no echársela.

    Se olvidó usted de la tarta de zanahorias para el carismático conejito, un conejito que ya ha cumplido más años que usted y yo. "Qué hay de nuevo, viejo?!", Je, je!

    Deliciosísimo todo y muy bien fotografiado por el erquipo de reporteros gráficos especializados en bodas, bautizos, comuniones y cumpleaños. Riquísimo condumio y vigorizante bebercio!, no apto para adoradores de Alá cumplidores con sus preceptos ni alcohólicos anónimos arrepentidos.


    Sigo...

    ResponderEliminar
  10. Feliz Cumple!!... que se me había olvidado.

    Peligro!, peligro!... cuidado con esos manjares, que usted ahora tiene que cumplir con la dieta. Bueno, un día es un día y más si es el del cumpleaños.

    Hostias, zapatos de super tacón para señoras o señoritas masoquistas o una nueva forma de mortificación para católicos opusdeistas?

    Y con tanto tío macizo, supongo que invitaría usted al cumple a Don Boris, o es de los que mantienen la fidelidad matrimonial?

    Pues yo sí que me chupo los dedos con sólo ver las fotos. Jo, que que pedazo de colosal de enorme de grandioso de mágnifico de apabullante Cumpleaños!!!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Don Mencigüelo!

      Bugs nos va a enterrar, fijo. Menuda marcha tiene.
      No me hable de la dieta de las narices, que me subo por las paredes. Ahora resulta que debo comer cuatro o seis veces al día, yo que llevo años comiendo una sola vez. Pelmazos. Y la chiflada de la doctora está alarmadísima porque he perdido 10 kilos en poco tiempo. Mi foto actual está en la entrada siguiente y no me veo esquelética precisamente. Ella sí que lo está, que se le caen los pantalones cada vez que se levanta de la silla. Bueeenooo... a mí también, pero es porque no son nuevos, que no está el bolsillo para gastos.

      Je je je... no sé dónde encontré los tacones porque no los buscaba, ya sabe que siempre hay imágenes que no tienen nada que ver con la búsqueda, pero me acordé de Rosa, de una entrada que hizo sobre ellos, así que Bugs "los trajo".

      Pues no, no se me ocurrió invitar a Boris. Lástima, habría sido una atracción porque si se le ocurre sacarse su cacahuete, mis chicos se lo socarriman sólo con una mirada desdeñosa, ¡juas!

      Chúpemonos los dedos viendo las fotos, que usted y yo hacemos la misma dieta, je je je...

      Eliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.