sábado, 17 de abril de 2010

¡Rubalcaba! ¡Ven aquí y da la cara, sinvergüenza!

.

¿Que qué me ha hecho este rasputín imposible de mirar sin provocar arcadas? Dejarme sin móvil.
El 9 de noviembre fue el último día para dar todos tus datos cómo obedientes ovejitas yendo al matadero. Obligatoriamente. O te dejabas fichar por la KGB de la Moncloa o perdías el móvil.

Y yo cumplí, vaya si cumplí. Fue una odisea sobre la que publiqué en mi extinto blog de ese pozo de inmundicia llamado Comunidad Qué!
Allí expliqué como después de estar haciendo cola, el mostrador de la tienda estaba dividido en dos partes: a la derecha los empleados atendían a los clientes que pretendían comprar y a la izquierda... nadie.
En esta parte habían puesto un folio pegado a la pared de enfrente con las instrucciones para hacer el tramite: nombre y apellidos, DNI, domicilio y número del móvil.

Aparte de que ningún empleado nos atendiese, los impresos (muy pocos) se habían terminado, siendo sustituidos por simples folios en blanco. Pero es que los folios también se agotaron y como nadie atendía, la gente, harta de la cola, del tiempo perdido y del cabreo monumental, cogía cualquier folio del montón, tachaba los datos dejados por un usuario anterior y ponía los suyos, ¡glorioso!

Lo dije, lo dije en mi post, que al irme, otro usuario tacharía mis datos para poner los suyos. Yo respeté los que había en el folio que tomé, limitándome a separar ambos recuadrando los míos con cuatro trazos de boligráfo, pero se ve que los demás, viendo muchos tachados, optaron por esto.

¿Y ahora qué? Según la información, he perdido mi número y el saldo acumulado. Otro robo descarado de este Gobierno inmundo que está aquí para causar problemas y desgracias exclusivamente.
¿Que la culpa es de los empleados de la tienda? Obviamente, la tienen. Y mucha, porque todos los que fuimos a cumplir el tramite obligatorio somos sus clientes. No de otra operadora, de la suya, que no se puede hacer en otra.
No pretendo disculparles, pero teniendo en cuenta que la tienda está en un centro comercial muy famoso y concurrido, se comprende que acabasen pasando del tema que les impedía atender las ventas. Al fin y al cabo, aún no son comisarios políticos del régimen...

El culpable es el Gobierno, dictando leyes idiotas como churros y sin preocuparse de cómo llevarlas a cabo.
Mira, CabraArrugada, poniendo cada cual sus datos, sin que nadie los comprobase con el DNI, tu pretesión de controlar a supuestos terroristas con esta medida propia de subnormal retrasado es vana. ¿No te das cuenta, boñiga unineuronal?

El lunes denunciaré a la tienda, aunque no servirá de nada. Hemos llegado a un punto en el que lo único que va a servir será un fusil y abundante munición. O acabamos con este Gobierno, o él acaba con nosotros.


.

1 comentario:

  1. Rubalcaba no quiere que se desplume al FAISAN.

    ResponderEliminar

Este blog tiene instalada la moderación de comentarios a causa de trolls cansinos y coñazos que lo toman por la salita de estar de su casa.
Quien tenga una opinión contraria la verá publicada siempre y cuando esté debidamente argumentada.